En esta página explicamos cómo conseguir la mejor hipoteca del mercado si quieres pagar siempre la misma cuota. Descubre qué bancos pueden concederte la hipoteca a interés fijo más atractiva y cuáles son las características de estos productos.

Las hipotecas a tipo fijo más atractivas
 - Bankinter
Hipoteca Fija Bankinter
Interés: 2,20%
Cuota: 515,41€
Plazo: 20 años
Productos vinculados: 1
Interés: 2,00%
Cuota: 505,88€
Plazo: 20 años
Productos vinculados: 1
Interés: 2,50%
Cuota: 529,90€
Plazo: 20 años
Productos vinculados: 5
 - hipotecas.com
Hipoteca Tipo Fijo hipotecas.com
Interés: 2,80%
Cuota: 544,64€
Plazo: 20 años
Productos vinculados: 0

Compara todas las hipotecas del mercado Descubre cuales son tus mejores opciones en el comparador de hipotecas

Comparar

hipoteca fija

Hipoteca a interés fijo: características más destacadas

De un tiempo a esta parte, en España vivimos inmersos en la época dorada de las hipotecas a interés fijo. Y es que en 2016 asistimos a una guerra de precios que provocó que bajara notablemente el coste de estos productos, lo que animó a muchos consumidores a financiar la compra de su nuevo hogar con un interés constante. Pero más allá de tener unas mensualidades estables, ¿cuáles son las particularidades de una hipoteca fija? A continuación veremos con detalle cuáles son las características más representativas de estos préstamos hipotecarios:

  • El interés de las hipotecas a tipo fijo, como sugiere su propio nombre, se mantiene siempre constante. Por lo tanto, sus cuotas tienen el mismo precio durante todo el plazo de amortización del producto. Esta es la diferencia principal respecto a las hipotecas fijas, cuyo interés sí se puede modificar en función de las oscilaciones de los índices de referencia. 

  • El tipo aplicado sobre una hipoteca a interés fijo suele ser mayor o menor dependiendo del período de reembolso que seleccione el cliente. Dicho de otro modo, en la mayoría de los casos, el interés de una hipoteca fija a 15 años es más bajo que el que se aplicaría si se devolviera en 25 o en 30 años. En estos momentos, las hipotecas baratas a tipo fijo tienen un interés de alrededor del 2 % a 20 años.

  • Como sucede también con los préstamos a tipo variable, la mayor parte de las ofertas hipotecarias a tipo fijo financia hasta el 80 % de la compra de la vivienda, un porcentaje que se reduce hasta el 60 % (o el 70 %) en las hipotecas fijas para segunda residencia.

  • Por norma general, el período de reembolso de las hipotecas a interés fijo es de entre un mínimo de 10 años y un máximo de 25 o 30 años. 

Finalmente, es importante destacar que aunque el interés de estos productos es un valor constante, el precio de una hipoteca a tipo fijo también puede sufrir bajadas o subidas si se dan ciertas circunstancias. Por ejemplo, puede cambiar en el caso de que dejen de reunirse los requisitos de vinculación acordados con el banco o si se modifica el contrato en algún momento.

El tipo variable también puede ser una buena opción

Antes de decantarnos por una hipoteca fija, que puede tener unas condiciones muy atractivas actualmente, es interesante consultar también las otras opciones de financiación que nos brinda el mercado hipotecario español. Por ejemplo, contratar una hipoteca a tipo variable es una opción que puede ser conveniente en el escenario actual, ya que el euríbor lleva ya dos años cotizando en negativo y, en consecuencia, las mensualidades de estos productos son realmente asequibles. Además, la mayoría de las predicciones apuntan a que este índice no pisará terreno positivo hasta el 2019, por lo que es probable que los tipos variables sigan bajos durante todo este año.

Si estás interesado en estos productos, no te pierdas las mejores opciones del mercado de las hipotecas variables:

Las mejores hipotecas variables

Una vez mostradas las posibles alternativas, a continuación revisaremos todos los detalles que tienes que conocer para hacerte con la mejor hipoteca fija del mercado. También te enseñaremos los detalles que no debes perder de vista y encontrarás respuestas a otras preguntas como por ejemplo cómo escoger entre una hipoteca fija o una variable.

Requisitos para hacerse con una hipoteca fija

Debido a sus características algo particulares (sus mensualidades suelen ser un poco más caras), la hipoteca fija es un producto que generalmente interesa a un perfil de cliente que es más solvente que el que se pide préstamos a tipo variable. Aun así, hay que destacar que los requisitos genéricos exigidos por la banca para acceder a sus créditos hipotecarios a tipo fijo son, en la mayoría de los casos, prácticamente los mismos que se tienen que reunir para contratar una hipoteca a tipo variable. En el siguiente listado enumeramos cuáles son esas condiciones:

  • Disponer de ahorros suficientes. En la actualidad no existe comunicación alguna por parte de los bancos sobre hipotecas fijas al 100 % de financiación, sino que ofrecen como máximo un 80 % sobre el valor más bajo entre tasación y compraventa. Por lo tanto, deberemos tener ahorrado el 20 % restante más un 15 % adicional para pagar los gastos de formalización.

  • Tener un contrato de trabajo fijo. Demostrar ante el banco que podremos hacer frente al reembolso de la deuda contraída será imposible si no disponemos de un contrato de trabajo indefinido.

  • Ingresos suficientes. Además de un contrato de trabajo fijo, la nómina asociada a nuestro trabajo deberá tener un importe suficiente como para que el pago de las cuotas no represente más del 35 % de esta. Este es el ratio recomendado para destinar a la vivienda (Ejemplo: si entre todos los titulares del crédito logramos ingresar 2.000 euros netos al mes, la cuota máxima que deberíamos poder permitirnos será la de 700 euros).

  • No figurar en ficheros de morosos. Si hemos incurrido en impagos anteriores y nuestro nombre figura en los listados de morosos como ASNEF o RAI, será prácticamente imposible que el banco nos conceda una hipoteca fija. Si queremos conseguir una hipoteca, tendremos que salir de estos ficheros mediante la cancelación de la deuda pendiente.

Otro aspecto en el que se fijarán los bancos es en nuestro historial crediticio, es decir, en los créditos que hayamos pedido a lo largo de nuestra vida y en los que tengamos todavía vigentes. Así, si tenemos firmados otros préstamos, nuestras opciones de hacernos con una hipoteca serán más bajas.

Diferencias entre las hipotecas fijas y las variables

La diferencia más destacada entre las dos clases de hipotecas más populares es cómo puede evolucionar su interés durante la vida del contrato. Así, como el tipo de las hipotecas fijas es un valor constante, podemos saber desde el principio cuál será el coste de todas y cada una de sus cuotas mensuales, algo que nos ayudará a planificar mejor los pagos. En cambio, el interés y las mensualidades de los préstamos a tipo variable sí pueden sufrir cambios periódicamente en función de las fluctuaciones del índice al que esté referenciada la hipoteca.

Debido a la revolución experimentada hace poco dentro del sector de las hipotecas a interés fijo, estos productos han ganado mucha popularidad. Por ello, si queremos saber cuál puede ser el préstamo más conveniente para nosotros, es importante conocer cuáles son todas las diferencias entre el tipo fijo y el tipo variable:

Tipo de interés constante

El tipo de interés es el principal factor que determina cuál puede ser el precio total y mensual de una hipoteca fija, variable o mixta. En las hipotecas fijas, como ya indica su propia denominación, el interés es un valor que se mantiene invariable durante toda la vida del producto, siempre que no se cambie ningún punto del acuerdo. Por lo tanto, si contratamos un crédito de este tipo, sabremos desde el primer minuto cuál será el importe de todas las cuotas mensuales, así como cuánto dinero desembolsaremos en total cuando hayamos amortizado íntegramente la hipoteca.

Esta es la principal diferencia con las hipotecas variables tradicionales, que tienen en su interés un índice de referencia, como es el euríbor. Este índice fluctuará durante toda la vida de la hipoteca, por lo que la cuota de la hipoteca cambiará tras cada revisión según haya aumentado o disminuido el índice del contrato hipotecario.

Plazo de amortización de la hipoteca

Históricamente, el plazo de amortización de las hipotecas a tipo fijo siempre ha sido más corto que el de las variables, pero durante los últimos dos años se han lanzado un buen número de hipotecas a interés fijo que pueden devolverse hasta en 30 años. No obstante, reembolsar el préstamo en un tiempo tan prolongado, no suele ser la opción más conveniente, puesto que los tipos más bajos suelen ofrecerse cuando el plazo es de hasta 10 o 15 años. Recordemos que, con estos productos, el interés que aplica el banco es más alto cuanto más largo es el período de devolución.

Otro aspecto que ha cambiado durante los últimos años es la financiación que se puede conseguir con los productos con un tipo fijo. En la pasada década, con una hipoteca variable era muy fácil obtener hasta el 80 % del valor de la vivienda a adquirir, pero ese porcentaje se reducía hasta el 60 % o el 70 % con una fija. Sin embargo, tras la guerra de precios iniciada en 2016, la inmensa mayoría de las hipotecas a interés fijo tiene ya un LTV del 80 % para la adquisición de primera vivienda y de hasta el 60 % para la compra de residencias de uso no habitual.

En cambio, si hablamos de hipotecas 100 % de financiación, los principales productos para comprar pisos de bancos son a tipo variable, siendo el fijo muy minoritario.

La comisión de riesgo de tipo de interés de las hipotecas a interés fijo

Si devolvemos el capital (todo o una parte) de una hipoteca a interés fijo antes de tiempo o decidimos trasladarla a otra entidad, puede que el banco nos cobre dos comisiones complementarias: la habitual compensación por desistimiento o subrogación y la llamada comisión de riesgo de tipo de interés. El coste del primer cargo está limitado por ley, pero el del segundo puede acordarse libremente entre el consumidor y la entidad. Por norma general, su precio oscila entre el 0,5 % y el 5 % del principal subrogado o amortizado, por lo que si aparece en la escritura, puede encarecer notablemente la operación.

¿El euríbor influye en el precio de una hipoteca a tipo fijo?

No, nunca. La relación entre hipotecas y euríbor se da únicamente en las hipotecas variables, así que el tipo fijo puede ser una buena opción para los que no quieren arriesgarse a que les suba la cuota por un aumento de este índice. Asimismo, el euríbor también afecta al precio de las hipotecas mixtas, aunque solo en la parte variable de esta clase de préstamos hipotecarios.

Por esta razón, contratar una hipoteca a interés fijo puede ser una opción conveniente si no nos fiamos de las oscilaciones de los índices de referencia y preferimos que las mensualidades tengan el mismo precio para siempre. Eso sí, a cambio de la seguridad que nos proporciona una hipoteca fija, con este producto no nos podremos beneficiar del actual euríbor en negativo. Este índice lleva cotizando en mínimos históricos más de dos años y, según los expertos, no empezará a pisar terreno positivo hasta el 2019, aunque es imposible prever su comportamiento futuro.

En resumidas cuentas, firmar una hipoteca a interés fijo es una decisión que nos permitirá conocer de antemano el coste de todas las cuotas mensuales del producto a cambio de pagar un poco más por esta tranquilidad, al menos hasta que los índices de referencia vuelvan a subir.

Ventajas de contratar una hipoteca a interés fijo

En España apenas existía demanda de hipotecas a tipo fijo hace unos años, puesto que los consumidores se decantaban masivamente por los préstamos hipotecarios ligados a un índice. Y lo cierto es que era lógico, ya que el precio de las primeras hipotecas era mucho más elevado en comparación. No obstante, el desplome del euríbor hasta pisar terreno negativo animó a la banca a rebajar el interés fijo de sus créditos hipotecarios, que ahora se sitúa en unos valores mucho más asequibles para las familias españolas. Por esta razón y por las otras ventajas que ofrecen y que repasaremos a continuación, estos productos se han convertido en el producto de moda:

1- Es más estable

El mayor beneficio que nos puede aportar una hipoteca a tipo fijo es que se trata de un producto más seguro y estable que un préstamo a tipo variable, dado que el valor de su interés no depende de un índice que pueda cambiar durante la vida del producto (como el euríbor o el IRPH, por ejmeplo). Por lo tanto, si nos decantamos por firmar uno de estos préstamos hipotecarios, siempre sabemos cuánto dinero habrá que abonar cada mes hasta que llegue el vencimiento del plazo. Este es el motivo, precisamente, por el que las hipotecas fijas se consideran más adecuadas para los clientes que tienen poca tolerancia al riesgo.

2- No incluyen cláusula suelo

Muchos de los consumidores que contrataron un préstamo hipotecario a tipo variable antes o durante la crisis se vieron forzados a pagar mucho dinero de más por culpa de las cláusulas suelo. Sin embargo, si se hubieran decantado por una hipoteca fija, no habrían tenido ese problema, pues el interés de estos productos no depende de los índices de referencia y, por lo tanto, no se puede limitar a la baja o al alza. En consecuencia, podríamos decir que una de las ventajas de pedir una hipoteca a interés fijo es que evitaremos que el banco incorpore un suelo en la escritura hipotecaria.

Si tienes una hipoteca variable y crees que hubo falta de transparencia en la aplicación de la cláusula suelo, calcula cuánto has pagado de más con la siguiente calculadora gratuita:

¡Informe personalizado GRATIS! Calculadora cláusula suelo - ¿Cuánto te pueden devolver?

CALCULADORA CLÁUSULA SUELO - ¿CUÁNTO TE PUEDEN DEVOLVER?

La calculadora de hipoteca y de cláusula suelo te permite saber cuánto has pagado de más y cuánto puedes recuperar según la sentencia del Tribunal Supremo. Recientemente el TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea) declaró como contrario al Derecho Comunitario limitar la devolución de la cláusula suelo, por lo que se abre a la vía a que los afectados por el suelo hipotecario puedan recuperar todo su dinero.

Calcular ahora

3- Aumenta la oferta de hipotecas a interés fijo

La oferta de hipotecas a interés fijo siempre había sido muy residual en España. No obstante, después de que el euríbor cayera hasta situarse en negativo, la banca decidió apostar por estos productos, ya que les reportan unos mayores ingresos que los préstamos a tipo variable. Así, a diferencia de lo que sucedía hace solo unos pocos años, las actuales hipotecas fijas son realmente atractivas para incentivar su contratación: tipos bajos, plazos más prolongados, LTV de hasta el 80 %... Gracias a estas mejoras, estos productos ya pueden competir contra los créditos a tipo variable y los consumidores han ganado una vía de financiación alternativa.

Eso sí, hay que decir que la guerra de precios vivida dentro del sector de las hipotecas a tipo fijo no ha tenido continuidad en 2017 y 2018. El interés de las hipotecas fijas aún es atractivo, pero el año pasado ya se detectaron varias subidas de tipos y un cierto estancamiento en el volumen de hipotecas fijas contratadas respecto al total. De todos modos, firmar una hipoteca fija todavía es una opción a tener muy en cuenta, especialmente si el futuro nos depara un escenario de tipos altos.

4- Interés bajo para siempre

La guerra de precios que se libró hace un par de años en el sector de las hipotecas fijas ya ha finalizado, pero el escenario actual todavía es muy favorable para los consumidores. Y es que la banca, preocupada aún por el euríbor en negativo, intenta mantener sus ingresos concediendo hipotecas a tipo fijo a menos del 2,5 % o hasta por debajo del 2 %, algo impensable hace una década. En consecuencia, firmar ahora un producto de esta clase puede ser una opción conveniente, pues aunque los préstamos con cuota fija son un poco más caros que los variables, es posible que el euríbor suba tarde o temprano. Si finalmente se produjera esta subida, tener contratada una hipoteca a interés fijo nos protegería del encarecimiento de las cuotas.

5- Plazos cada vez más largos

Las cuotas de las hipotecas a interés fijo eran, hasta hace unos años, muchísimo más caras que las de las hipotecas variables, ya que su plazo era más corto y tenían un interés más alto. Por ejemplo, estos productos contaban, en la pasada década, con un tipo de más del 4 % y un período de reembolso de no más de 20 años. No obstante, la apuesta clara de la banca por la comercialización de hipotecas fijas ha hecho que mejoren mucho las condiciones de estos préstamos, por lo que actualmente resulta fácil encontrar hipotecas a interés fijo a 30 años, con un interés competitivo y sin demasiada vinculación.

Desventajas de optar por una hipoteca fija

Aunque hemos explicado que la hipoteca fija se ha convertido recientemente en una muy buena opción, también tenemos que ver si encaja en nuestra economía o si es más rentable que contratemos una variable. Antes de firmar por el préstamo a interés fijo, veamos cuáles son sus inconvenientes:

1- Comisiones más caras

Normalmente, los bancos incorporan las mismas comisiones tanto a sus hipotecas a interés fijo como a sus variables (menos la de riesgo de tipo de interés), pero las de las hipotecas fijas suelen ser un poco más caras si no están reguladas. Por ejemplo, si contratamos un préstamo a tipo variable con comisión de apertura, esta rara vez superará el 0,5 %, mientras que si nos decantamos por una hipoteca a tipo fijo, el cargo alcanzará, en muchos casos, el 1 %. De todos modos, es justo decir que a medida que las entidades han aumentado la oferta, también han mejorado las condiciones de sus hipotecas a interés fijo, por lo que las comisiones aplicadas ahora sobre estos productos son más baratas que hace unos años.

Además, como veremos con más detalle en el siguiente apartado, hay muchas hipotecas a tipo fijo (y mixto) que incluyen una compensación adicional que puede aplicarse al llevar a cabo una cancelación anticipada o una subrogación de acreedor. Hablamos sobre la comisión de riesgo de tipo de interés, cuyo precio no está regulado y puede llegar a ser, en algunos casos, de hasta el 5 %. Si aparece en el contrato, se puede sumar a las otras penalizaciones que se cobren por amortizar el préstamo antes de tiempo o por subrogarlo.

2- Comisión de riesgo por tipo de interés

Muchas hipotecas a interés fijo pueden tener una comisión prácticamente exclusiva: la de riesgo de tipo de interés. Esta compensación se puede aplicar cuando una subrogación o una cancelación anticipada producen una pérdida financiera a la entidad. Su precio no está regulado, pero normalmente oscila entre el 0,5 % y el 5 %. Además, es acumulativa, por lo que si nuestra hipoteca tiene una comisión por subrogación o por desistimiento y se produce la citada pérdida financiera, habrá que pagar tanto esta compensación como la de riesgo de tipo de interés. Esta penalización también la pueden incorporar las hipotecas mixtas en su tramo inicial a tipo fijo.

De este modo, si subrogamos una hipoteca a tipo fijo o la cancelamos antes de tiempo, esta penalización podría encarecer el precio de la operación, pues se podría sumar a las posibles compensaciones por subrogación o por amortización anticipada. No obstante, hay que destacar que la comisión de riesgo de tipo de interés solo puede aplicarse si se produce una pérdida financiera. Por lo tanto, si contratamos la hipoteca en una época de bajos tipos y la subrogamos o cancelamos en una de tipos altos, no se generará ninguna pérdida para el banco, así que no nos la podrá cobrar.

3- Plazo y financiación menores

Durante estos últimos años, los bancos han igualado las condiciones de sus hipotecas fijas a las de sus préstamos hipotecarios a tipo variable, de tal manera que muchas de ellas ya se pueden devolver en 30 años. No obstante, todavía existen muchos créditos a tipo fijo cuyo plazo máximo alcanza los 20 o los 25 años, mientras que la inmensa mayoría de las de tipo variable son a 30 años como mínimo. En los casos en los que el período de amortización es más corto, las cuotas son necesariamente más altas, por lo que los clientes que firman estos productos deben contar con un mayor volumen de ingresos.

La financiación también puede ser menor, aunque es cierto que la mayoría de las hipotecas a tipo fijo ya financian, por lo general, el 80 % del valor de tasación o compraventa. Hace unos años, sin embargo, mientras que las hipotecas variables ofrecían un LTV del 80 %, las fijas rara vez financiaban más del 70 %.

4- Interés más alto

Es cierto que, ahora que presentan unos tipos más reducidos, las hipotecas fijas se han convertido en una opción de financiación más popular entre los consumidores. Sin embargo, hay que decir que su interés aún es más alto que el de los préstamos hipotecarios a tipo variable, cuyos diferenciales se mantienen en torno al 1 % con un euríbor que cotiza en negativo. Por eso, las hipotecas fijas que realmente pueden competir contra las variables son las que tienen un tipo de entre el 1,5 % y el 3 %, pues pese a ser algo más elevado, podría resultar más conveniente si se produjera una subida de los índices de referencia. No obstante, para conseguir hipotecas fijas a menos del 2 %, en muchos casos hay que seleccionar un plazo de 10 o de 15 años, algo que puede disparar el importe de las mensualidades.

¿Me interesa una hipoteca a interés fijo o una variable?

Para saber qué tipo de préstamo hipotecario nos sale más rentable debemos realizar el siguiente cálculo: sumamos el valor del euríbor más el diferencial que nos aplica el banco por la hipoteca variable y comprobamos si el resultado es menor que el interés que nos ofrecen con la de interés fijo.

Pongamos como ejemplo una hipoteca de 150.000 euros a 25 años, en diferentes escenarios de evolución del euríbor:

Tipo de hipoteca Euríbor medio de 0 % Euríbor medio de 2,50 %
Hipoteca Variable a euríbor + 1,50 %
  • Cuota: 599,90 €
  • Cuota anual: 7.198,80 €
  • Intereses pagados totales: 29.971 €
  • Cuota: 791,76 €
  • Cuota anual: 9.501,12 €
  • Intereses pagados totales: 87.527 €

Hipoteca fija al 3 %

  • Cuota: 711,32 €
  • Cuota anual: 8.535,84 €
  • Intereses pagados totales: 63.395 €
  • Cuota: 711,32 €
  • Cuota anual: 8.535,84 €
  • Intereses pagados totales: 63.395 €

En la anterior tabla podemos observar cuál es la evolución de dos hipotecas, una fija y otra variable. En el primer escenario se ha supuesto una situación de estancamiento económico, en el que el euríbor se mantiene entorno al 0 % durante los 25 años de la hipoteca, resultando un euríbor medio del 0 %.

Se trata de una situación poco probable, puesto que cabe esperar que la economía se recupere, fomentando el alza de los índices de referencia. Sin embargo, si nos fijamos en países como Japón, que lleva desde 1999 con unos tipos de interés cercanos al 0, tampoco podemos decir que se trate de un caso imposible.

En este primer caso, las hipotecas a interés variable nos permiten aprovechar el entorno de tipos bajos, reduciendo nuestra cuota anual en hasta 1.337,30 euros; un ahorro final en la hipoteca de 33.424 euros, si lo comparamos al interés fijo.

Por el otro lado, si la economía experimentara un gran crecimiento durante los próximos años y el euríbor cotizara a un valor medio del 2,5 % durante toda la vida de la hipoteca (de hecho, es la media aproximada de este índice desde que entró en vigor), contratar una hipoteca a interés fijo nos protegería de la subida de los tipos. Para nuestro ejemplo, en este escenario hipotético, el tipo fijo nos permitiría ahorrar más de 950 euros de media al año o, lo que es lo mismo, más de 24.000 euros al final del plazo de la hipoteca.

--> AVISO: elegir entre una hipoteca variable y una fija es una decisión totalmente personal que se tiene que tomar en función de nuestras previsiones sobre cómo podrían evolucionar los índices de referencia. Si creemos que el euríbor (o el índice que corresponda) podría subir mucho a corto o medio plazo, con una hipoteca fija estaríamos protegidos de los altos tipos. Sin embargo, como no podemos saber a qué valores cotizarán los índices dentro de unos años, es imposible afirmar que contratar una hipoteca fija sea una opción más conveniente que el tipo variable o viceversa.

¿Las hipotecas fijas son una buena opción en 2018?

Los últimos años han sido muy positivos para los que quieren financiar la adquisición de una vivienda. En el caso concreto de las hipotecas a tipo fijo, en 2016 se produjo una auténtica revolución de precios, pues prácticamente todos los bancos redujeron el coste de estos productos. Gracias a esta batalla, los intereses de los préstamos a tipo fijo alcanzaron los valores más bajos que se han visto nunca en nuestro país, lo que sumado a sus otras mejoras (plazos más largos, menos comisiones...) llevó a muchos consumidores a interesarse por ellos.

Pero una vez finalizada esa guerra de precios, el interés de las hipotecas fijas experimentó un leve incremento durante el primer semestre de 2017, en gran parte a causa de la necesidad de la banca de aumentar sus ingresos para compensar las pérdidas ocasionadas por la devolución del suelo hipotecario. Además, en los primeros meses de 2018 también hemos visto como han subido los tipos de varias ofertas, por lo que podríamos estar ante el principio del fin de las hipotecas fijas baratas. Por este motivo, muchos expertos recomiendan contratar ahora estos productos antes de que se encarezcan más los tipos fijos.

Otro motivo que se esgrime a favor de hacerse con uno de estos créditos en 2018 es que pasar de una hipoteca variable al tipo fijo será más barato con la nueva ley hipotecaria que entrará en vigor en los próximos meses, por lo que podría ser un buen momento para llevar a cabo esta operación. Según el proyecto presentado en el Congreso de los Diputados, los aranceles notariales y registrales asociados a esta modificación serán mucho más bajos y los bancos solo podrán cobrar una comisión del 0,25 % durante los primeros tres años del plazo si modificamos el interés de este modo.

Consigue la mejor hipoteca a interés fijo

El consejo que suele darse a todos los que quieren hacerse con uno de los mejores préstamos hipotecarios es que lo ideal es acudir a varias entidades bancarias para comparar las condiciones que ofrece cada una. Por lo tanto, antes de aceptar la oferta de nuestra entidad debemos acudir a otros bancos para asegurarnos de contratar la hipoteca más conveniente. Tras haber reunido toda la información sobre varios préstamos que nos parezcan interesantes, podremos hacer números para saber cuánto nos costaría cada una, unos cálculos que podemos llevar a cabo con el siguiente simulador de hipoteca:

¡Informe personalizado GRATIS! Calculadora hipoteca - ¿Cuánto pagarás cada mes?

CALCULADORA HIPOTECA - ¿CUÁNTO PAGARÁS CADA MES?

Si deseas calcular la hipoteca y conocer tu cuota mensual, debes saber que el préstamo hipotecario no solo se compone de intereses, sino que también debes sumarle los seguros, costes de apertura y comisiones, entre otros. Rellena el siguiente formulario personalizado y descubre, gratis y al momento, cuánto pagarás cada mes y en total al banco por la hipoteca.

Calcular ahora

En cambio, si ya hemos contratado una hipoteca variable, pero las hipotecas fijas nos parecen actualmente más interesantes, es perfectamente posible pasarse de un tipo al otro. Esto lo podemos hacer de dos maneras: con una novación hipotecaria (pactando unos nuevos términos con nuestra entidad) o con una subrogación de acreedor (cambiar la hipoteca a otro banco). De ambas formas podremos modificar el interés para pagar lo mismo siempre, aunque a cambio habrá que pagar los gastos asociados a la operación, por lo que tendremos que calcular si este cambio nos sale realmente a cuenta. Si nuestro banco se niega a cambiar el interés y nos queda únicamente la opción de la subrogación, en la siguiente guía gratuita se explica en qué consiste exactamente el cambio de entidad:


¡Guía GRATUITA! Cómo subrogar tu hipoteca

CÓMO SUBROGAR TU HIPOTECA

Asimismo, también puede venirte bien la guía hipotecaria de HelpMyCash, mejorada y actualizada en 2018. En esta herramienta damos los consejos imprescindibles para saber distinguir una buena oferta de otra mala y hacerte así con la mejor hipoteca a interés fijo posible. Esta guía también facilita un listado de las 25 preguntas fundamentales que hay que hacer al banco para conocer toda la información sobre sus productos. De esta manera, te asegurarás de disponer de todos los datos necesarios para tomar una decisión acertada y contratar una buena hipoteca a tipo fijo.


¡Guía GRATUITA! Cómo pedir una hipoteca al banco

CÓMO PEDIR UNA HIPOTECA AL BANCO

Compara hipotecas y quédate con la mejor

Para dar con una buena hipoteca es recomendable que consultemos otras ofertas además de la que nos haga nuestro banco habitual. En ese sentido, se considera que hay que comprar un mínimo de tres hipotecas a interés fijo antes de tomar una decisión definitiva. Eso sí, en este punto hay que recordar que el tipo aplicado sobre estos préstamos hipotecarios puede ser distinto en función del plazo del producto, por lo que al comparar estas hipotecas nos tenemos que asegurar de que todas ellas tengan exactamente el mismo período de reembolso.

Si quieres comprar una vivienda y estas pensado en solicitar una hipoteca, con el comparador de hipotecas de HelpMyCash podrás conocer toda la información de los bancos y las ofertas que ofrecen de manera actualizada. En la misma página podrás encontrar comentarios de los usuarios que ya han tenido experiencia con alguna de las hipotecas que se muestran y que pueden ser de interés si estamos pensando en contratar alguna para financiar la compra de nuestra vivienda.

FAQ - ¿Cómo te ayuda esta página sobre las hipotecas a interés fijo?

Conoce en apenas unas pocas preguntas las claves para conocer en profundidad las hipotecas fijas y comprobar si es el modelo financiero que más se adapta a tu perfil:

1.- ¿En qué se diferencian las hipotecas a interés fijo de las variables?

La diferencia fundamental entre una hipoteca fija y una variable es que el interés de los primeros productos siempre es el mismo, por lo que el coste de las cuotas se mantiene constante durante todo el período de reembolso. En cambio, en las hipotecas variables el interés está compuesto por la suma de un diferencial (fijo) más el valor de un índice de referencia (el euríbor o el IRPH, por ejemplo) que puede cambiar a lo largo del plazo en función de factores externos a nuestra hipoteca. En cuanto a las otras diferencias, las hipotecas variables suelen tener menos comisiones y, además, el plazo de las fijas suele ser un poco más corto.

2.- ¿Cuáles son las principales ventajas de las hipotecas a tipo fijo?

El gran atractivo de las hipotecas a interés fijo es que sus mensualidades son inamovibles, ya que al tener un tipo constante, el precio de las cuotas se mantiene siempre sin cambios. Asimismo, hay que destacar que las hipotecas fijas que se comercializan actualmente en España tienen unos intereses realmente bajos: ahora es posible firmar una hipoteca fija a menos del 3 % a 30 años o incluso a menos del 2 % a 20 años. Este precio reducido, sumado a la estabilidad que ofrecen estos productos por defecto, ha convertido a las hipotecas a interés fijo en una alternativa cada vez más popular entre los consumidores.

3.- ¿Cuáles son los inconvenientes de las hipotecas fijas?

A pesar de la tranquilidad que pueda aportar una hipoteca fija, el principal problema de estas es que no permiten aprovechar el actual entorno de tipos de interés en mínimos, con el euríbor bajo cero.

Otro inconveniente importante de las hipotecas es que estos productos pueden incluir una comisión adicional denominada de riesgo por tipo de interés, cuyo coste suele oscilar entre el 0,5 % y el 5 % y que se aplica en caso de subrogación o de amortización anticipada. Esta penalización nos puede quitar poder de negociación ante el banco, pues al ser más caro trasladar la hipoteca a otra entidad, este se puede permitir ser mucho menos flexible si queremos modificar el contrato en algún momento.

4.- ¿Tienen más comisiones las hipotecas a interés fijo?

En general, las hipotecas fijas incluyen algunas comisiones más que las variables. Por un lado, suelen tener un mayor número de penalizaciones, mientras que por el otro, estas suelen ser más caras en la mayoría de los casos (excepto las reguladas). Asimismo, hay que decir que las hipotecas a tipo fijo pueden incorporar la llamada comisión por riesgo de tipo de interés, que es exclusiva de estos productos y de los préstamos a tipo mixto. Esta se puede aplicar si una amortización anticipada o una subrogación genera una pérdida financiera a la entidad y su coste oscila normalmente entre el 0,5 % y el 5 %.

De este modo, si tenemos una hipoteca a tipo fijo y decidimos cancelarla antes de que llegue el vencimiento del plazo, el banco nos podría cobrar tanto la comisión por desistimiento como la compensación por riesgo de tipo de interés, siempre que ambas aparezcan en la escritura, como es lógico. Asimismo, la entidad tendrá derecho a aplicar esa doble penalización si optáramos por subrogar la hipoteca a otro banco, es decir, si trasladáramos el crédito a una entidad distinta.

Respecto al resto de comisiones (como apertura, subrogación, amortización o novación), es cierto que hasta hace poco eran más frecuentes en este tipo de préstamos hipotecarios, sin embargo, al crecer la competencia en este tipo de hipotecas, las comisiones comienzan a disminuir, llegando incluso a desaparecer.

5.- ¿Para qué perfiles son las hipotecas a tipo fijo?

Las hipotecas fijas, básicamente por sus mensualidades algo más caras (su interés es un poco más alto que el de las variables referenciadas al euríbor), son productos que contratan sobre todo aquellos consumidores que pueden permitirse pagar un poco más al mes a cambio de saber cuánto costará siempre su hipoteca fija. En consecuencia, podríamos decir que las hipotecas fijas están diseñadas para un perfil de cliente que valora mucho la estabilidad y que es más solvente que la media.

Además, el plazo de las hipotecas fijas suele ser más corto, lo que incrementa el precio de las cuotas mensuales. Por eso, estos productos son más adecuados para las personas que cuentan con un nivel de ingresos más alto. Sin embargo, cada vez encontramos más hipotecas fijas con un plazo que puede equipararse al de las variables; de hecho, muchas de las hipotecas de esta clase tienen un plazo de 30 años, aunque en estos casos su interés es más elevado.

6.- ¿Cómo son las mejores hipotecas fijas de 2018?

Si nos queremos hacer con la mejor hipoteca fija del mercado, el crédito que contratemos debería reunir, como mínimo, los requisitos que a continuación enumeramos:

  • Interés inferior al 3 % para un plazo de 30 años.
  • Un tipo de entre el 2 % y el 2,5 % si el plazo es de 20 años.
  • Sin comisión de riesgo de tipo de interés.
  • Sin comisión de amortización anticipada ni de subrogación.
  • Dos productos vinculados con coste como máximo.

El interés de las hipotecas fijas evoluciona de manera proporcional al plazo, por lo que si queremos comparar dos hipotecas fijas entre sí, será necesario que comparemos dos plazos similares. Por ejemplo, en la actualidad es posible encontrar hipotecas fijas por debajo del 2 %, pero normalmente para plazos de hasta 15 años.

7.- ¿Seguirán bajando los intereses de las hipotecas a interés fijo?

Según las previsiones de los analistas financieros, el euríbor podría empezar a subir a finales de este año, por lo que el interés de las hipotecas variables aumentará a partir de entonces. Por lo tanto, de rebote, también es muy posible que los bancos decidan incrementar en poco tiempo los tipos de sus hipotecas fijas, unos productos que les han dado muy buenos réditos económicos durante esta época de bajos intereses. De momento, ya podemos decir que los tipos fijos se mantienen estancados o levemente al alza, una tendencia que ya se inició durante el año pasado.

8.- ¿Por qué el interés de las hipotecas a tipo fijo es tan bajo?

Las hipotecas a tipo fijo que se comercializan a día de hoy en España son muy atractivas, pero esto no había sido siempre así. Y es que a diferencia de lo que ha ocurrido tradicionalmente en otros países europeos como Alemania o Francia, contratar hipotecas a interés fijo no era una opción nada conveniente dentro de nuestras fronteras, puesto que su precio era muy elevado. Para que nos hagamos una idea, el tipo que se aplicaba sobre estos productos hace aproximadamente una década era de en torno al 5 % o hasta del 6 %, mucho más alto que el que se ofrece ahora.

No obstante, dada la bajada del euríbor y, por tanto, del margen de beneficios que obtienen los bancos con los tipos variables, las entidades ahora ven estos productos financieros como la solución perfecta para aumentar sus ingresos. Ahora que el euríbor cotiza en negativo y los diferenciales de las hipotecas variables son de en torno al 1 %, los bancos ofrecen hipotecas a un interés fijo inferior al 3 %, que son más rentables en el actual escenario. Además, para plazos cortos (entre 10 y 20 años), las entidades incluso aplican tipos de menos del 2 %, lo que indica que no esperan una subida pronunciada del euríbor durante los próximos años.

9.- ¿Qué es la comisión por riesgo de tipo de interés?

Como hemos explicado más arriba, esta comisión solo está incluida en las hipotecas fijas. Aunque también se incluye en las hipotecas variables que tienen una revisión superior al año. Esta comisión, cuyo valor no está fijado por ley (los bancos suelen fijarla entre el 0,5 % y el 5 %), se hace efectiva si cancelamos la hipoteca anticipadamente o amortizamos el préstamos hipotecario de forma parcial.Esta comisión no es excluyente, es decir, que si además tenemos comisión por subrogación o amortización, también se harán efectivas al subrogar o amortizar la hipoteca. Por tanto, para una hipoteca que tenga una comisión de riesgo del 5 % y una comisión de subrogación del 0,5 % los 5 primeros años, el cambio de banco supondría un 5,5 % en comisiones.

10.- ¿Cuál es el tipo medio de las hipotecas a interés fijo en la actualidad?

En 2018, la mayoría de las entidades dispone de hipotecas con intereses fijos de menos del 3 %, aunque ese valor varía muchas veces según el plazo que selecciona el cliente. Por ejemplo, para préstamos a 30 años, el tipo medio ronda entre el 2,5 % y el 3 %, mientras que para plazos inferiores, el interés suele ser más reducido. Así, si el período de reembolso es de 10 o de 15 años, el tipo aplicado es normalmente inferior al 2 %, mientras que para plazos de 20 años, el interés medio se sitúa entre el 2 % y el 2,25 %.

Sobre esta página

Para qué sirve esta página: el objetivo es mostrar al consumidor en qué consisten las hipotecas a interés fijo, en qué se diferencian de las hipotecas variables, así como analizar los pros y contras de este tipo de producto financiero. Además de ofrecer las mejores ofertas hipotecarias en el mercado actual.

Fuente: la información relacionada con la oferta hipotecaria a tipo fijo la obtenemos directamente de las páginas web de las entidades bancarias.

Metodología: mediante la navegación online y a través de la información obtenida por parte del departamento de comunicación de cada entidad mantenemos actualizada nuestra base de productos.

Sobre HelpMyCash.com: somos un comparador online de productos relacionados con las finanzas personales. En nuestra web podrás encontrar toda la información necesaria sobre hipotecas, préstamos personales, minicréditos, cuentas, depósitos, entidades, tarjetas, inversión, etc.

Aviso: nuestros servicios siempre son gratuitos para el usuario ya que HelpMyCash obtiene sus ingresos de la publicidad y de los productos destacados.

Te escuchamos: en HelpMyCash queremos ayudarte a solucionar cualquier duda que tengas, sea sobre una hipoteca fija o no. Para ello ponemos a tu disposición:


AUTOR

Avatar de Elisenda Picart

Elisenda Picart

Especialista en Hipotecas, Cuentas, Depósitos y Bancos en HelpMyCash

CONTRIBUYE

Avatar de Miquel Riera

Miquel Riera

Especialista en Hipotecas, Préstamos y Tarjetas de HelpMyCash.com


Preguntas recientes

Avatar  de patruko

si soy propietario del 50% de una vivienda y me quiero comprar un piso, seria 2ª hipoteca?

si soy propietario del 50% de una vivienda conjuntamente con mi hermana y me quiero comprar un piso la hipoteca seria segunda vivienda? o podria ser primera vivienda

patruko 18/05/2018 | 2 respuesta/s

1 HelpMyCash el 18/05/2018

avatar para HelpMyCash

Hola, patruko.

Que se considere hipoteca para primera o para segunda vivienda dependerá de si la casa va a ser o no tu residencia habitual. Así pues, si te la compras para vivir en ella podrás conseguir una hipoteca con condiciones normales presentando al banco la documentación que te requiera para acreditar esta situación. Te dejamos acceso a nuestro ranking con las mejores hipotecas del momento por si quieres ver las ofertas que se están dando actualmente.

Un saludo.


2 patruko el 18/05/2018

Avatar  de patruko

[cita=48545]#1[/cita] Muchas gracias Elena, si sería para hacerla mi vivienda habitual. Tu respuesta me ha sido de mucha ayuda.


Avatar  de claudiam

¿Como conseguir una hipoteca no teniendo ingresos fijos?

Acabo de heredar dos viviendas, libre de cargas, pero no tengo liquidez para pagar hacienda y se que el año que viene cuando declare la renta, es cuando tendre que pagar casi un 20% del valor de la vivienda y por eso me gustaria conseguir liquidez hipotecando una de ellas... y montar un negocio para poder pagar sin tener apuros para luego no peder todo!

claudiam 17/05/2018 | 2 respuesta/s

1 HelpMyCash el 17/05/2018

avatar para HelpMyCash

Hola, claudiam.

Lo cierto es que, al no tener ingresos fijos, es improbable que un banco te ofrezca una hipoteca por una de tus viviendas. Aun así, tienes otras maneras de conseguir liquidez:

  • Pedir un préstamo con garantía hipotecaria a través de un intermediario financiero. Con estos productos puedes conseguir hasta el 40 % del valor de la vivienda y puedes utilizar el dinero para lo que quieras, incluso si tus ingresos son algo inestables. Eso sí, el interés de estos productos es algo más alto (de más de un 6 %, por lo general).
  • Poner una de tus viviendas en alquiler. En este caso, tendrás que preguntar por los gastos que implica arrendar una casa.
  • Vender directamente el inmueble. Te quedarías sin una de tus viviendas, pero así conseguirías una suma de dinero muy elevada. 

Esperamos haberte ayudado, un saludo. 


2 claudiam el 18/05/2018

Avatar  de claudiam

[cita=48536]#1[/cita] Vale, muchas gracias por la información! Un saludo.


Avatar  de Soni22

Oferta vinculante de la hipoteca con errores

Buenos días, nos han proporcionado la oferta vinculante y nos aparece una compensación de riesgo que nos dicen que en las escrituras no va a aparecer . Por otro lado el valor de tasación que aparece no es correcto. A todo ello dicen que no pasa nada porque lo que vale son las escrituras... ¿qué hacemos? ¿Solicitamos corregir la oferta vinculante? Un saludo. Sonia.

Soni22 17/05/2018 | 0 respuesta/s

Noticias recientes

19/04/2018
Comparativa de hipotecas a interés fijo: Openbank vs. BBVA

de abril. Esta semana compararemos su crédito hipotecario con el de Openbank, uno de los mejores del momento. Y como siempre, puedes consultar las ofertas más atractivas en nuestro ranking: Ranking de las mejores hipotecas fijas de 2018 Hipoteca Open Fija de Openbank Hipoteca Fija de B


22/03/2018
Comparativa de hipotecas a interés fijo: Liberbank vs. BBVA

tipo bonificado vale siempre la pena? Para averiguarlo, hoy compararemos las características de dos créditos hipotecarios con una alta vinculación: el de Liberbank y el de BBVA. Además, si quieres saber cuáles son las mejores ofertas del momento, las puedes consultar en nuestro rank


08/02/2018
Comparativa de hipotecas a interés fijo: Coinc vs. Bankoa

nking es merecido? Para comprobarlo, compararemos esta hipoteca con la de Bankoa, que también ofrece unas condiciones destacadas. Si quieres ver cuáles son las mejores ofertas, puedes echar un vistazo a nuestro ranking de febrero de 2018: Las hipotecas fijas más baratas de 2018 Comparativa de h


Uso de cookies: En nuestra página utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y ofrecer contenidos y publicidad de interés.
Si continúas navegando, aceptas el uso que hacemos de las cookies.